Clases GRUPALES de Guitarra. ¿Funcionan o es TIRAR el dinero?

  ¿Estás pensando en aprender a tocar la guitarra, pero no sabes si tomar clases grupales? En este artículo, exploraremos las ventajas y desventajas de cada modalidad, basándonos en mi experiencias personales y en mi opinión como profe de guitarra con más de 15 años de experiencia. Al final, también te daremos algunos consejos para ayudarte a tomar la mejor decisión según tus necesidades y metas musicales.

Mi experiencia personal con clases de guitarra

Recuerdo cuando comencé a tomar clases de guitarra en mi adolescencia. Empecé con clases con un profesor de mi ciudad, al principio las tomaba individuales pero con el tiempo acabé rodeado de compañeros que compartían mi pasión por la música. La dinámica era divertida, pero pronto descubrí que todos teníamos diferentes niveles de habilidad y eso a veces dificultaba mi aprendizaje. Estas experiencias y mi profesión como profesor me han hecho ver cada una de las ventajas y desventajas de cada modalidad de enseñanza. Te voy a dejar por aquí un vídeo en el que te explico Qué tiene que tener un BUEN profesor de guitarra: Buscas Profesor de Guitarra, que no te engañen

Ventajas de las Clases Grupales de Guitarra

Las clases grupales tienen varias ventajas. La dinámica de grupo crea una sinergia única, ya que los alumnos pueden aprender unos de otros y motivarse mutuamente. He visto muchas veces en mis clases como alumnos míos montaban grupos, quedaban para tocar… y esto es algo maravilloso cuando estás empezando a tocar la guitarra. Así que para mí esta es una de sus mayores ventajas: te ayuda a conocer gente con la misma pasión que tú. Por otro lado, la segunda ventaja que podemos encontrar en este tipo de enseñanzas es que suelen ser más más económicas en comparación con las clases individuales. Esto hace que las clases grupales sean una opción realmente atractiva para aquellas personas que se quieren introducir al mundo de la guitarra sin tener que gastar mucho dinero.

Desventajas de las Clases Grupales de Guitarra

Pese a sus ventajas, las clases grupales también tienen desventajas. Una de las más significativas es la falta de personalización en la enseñanza. Los profesores tienen que dividir su atención entre varios alumnos, lo que puede resultar en una formación menos específica y adaptada a tus necesidades individuales. Es decir, tiende a ser una enseñanza más generalista. Además, la dinámica de grupo puede dificultar el aprendizaje si los niveles de habilidad de los alumnos son muy diferentes. Esto significa que las clases grupales funcionan bien a los alumnos que tienen un nivel similar, pero aquellos alumnos que estén muy por debajo o muy por encima, no les va a servir. De hecho puede surgir el efecto contrario y llegue la frustración y el abandono de la guitarra. Todo esto hace que la calidad de la enseñanza en grupo no sea la más óptima dependiendo del manejo del profesor del grupo de alumnos.

Ten cuidado con el intrusismo laboral

Hay muchísimos profesores de guitarra que son guitarristas profesionales (o aspirantes a ello) que lo que hacen es enseñar aquello que ellos mismo están aprendiendo. Esto carece de sentido porque no hay para nada personalización ni atención a las necesidades del alumno. Me he encontrado esto mil veces, guitarristas que están con un profesor que les enseña o cosas que están muy lejos de sus capacidades… O todo lo contrario, enseñan cosas muy básicas para el nivel que tiene el alumno. Así que en este sentido tienes que estar muy pendiente de las actitudes de tu profesor. Si se preocupa por ti, de que avances y de que entiendas todo lo que está explicando, no creo que este sea su caso. Sin embargo, si tu profesor es de estos que van avanzando lecciones, como si siguieran un manual, y no se preocupan para nada de si sus alumnos están entendiendo todo lo que explica… Igual yo iría buscando otro profesor de guitarra.

Mi consejo personal para decidir tu tipo de formación

Entonces, ¿cuál es la mejor opción para ti? Aquí van algunos consejos para ayudarte a decidir:
  • Prueba diferentes modalidades: No te limites a una sola opción desde el principio. Prueba clases grupales, individuales y cursos online para ver cuál se adapta mejor a tu estilo de aprendizaje, aunque siempre al principio recomiendo o clases grupales o individuales.
  • Evalúa tus objetivos: Si tu objetivo es aprender a tocar de manera relajada y hacer amigos en el proceso, las clases grupales pueden ser ideales. Si buscas mejorar rápidamente y centrarte en áreas específicas, las clases individuales pueden ser más adecuadas.
  • Considera tu presupuesto: Valora lo que puedes gastar en tu enseñanza y elige la opción que más se amolde a ti.
  • Explora mentorías: Si ya tienes cierta habilidad, una mentoría puede ofrecerte un nivel profundo de personalización y retroalimentación que otras modalidades no pueden igualar.
Al final, la mejor manera de aprender a tocar la guitarra es aquella que te haga sentir cómodo y motivado para seguir adelante. ¡Explora tus opciones y encuentra la que mejor se adapte a ti!