fbpx

Cómo me quedé SORDO DE UN OÍDO 👂 Tengo un acúfeno continuo

¡Muy buenas y bienvenido a una entrada más del blog de Aitor Epas! Hoy vamos con un artículo muy diferente al que estamos acostumbrado, pues os voy a contar la historia de cómo me quedé prácticamente sordo de uno de mis oídos y de mi acúfeno continuo. La audición es algo muy importante, sobre todo cuando te dedicas a la música, y tenemos que cuidarla porque sólo tenemos una. ¡Vamos a ello!

Por qué tengo problemas de audición

Creo que todo esto se me desencadenó cuando tenía tan solo 18 años. Por aquel entonces, con la banda que tenía ensayábamos en una bajera en la que estaba todo nuestro equipo: la batería y todos los amplificadores de guitarra y bajo. Dado al volumen con el que ensayábamos, tenía mi amplificador a una cierta altura y distancia para poder oírme tocar bien. Por aquel entonces usaba un Marshal Valvestate de 2 conos de 12″. Si interesan los amplificadores, conoce En qué se diferencia un amplificador Analógico de uno Digital.

Ensayábamos como tres veces a la semana y también dábamos muchos conciertos, y al cabo de unos meses decidimos que teníamos que empezar a usar tapones para protegernos los oídos. Los que usábamos eran los de gomaespuma típicos que se ponen los trabajadores de la obra que no aíslan del todo bien.

Al cabo de unos meses, noté que tenía un pitido continuo en mi oído izquierdo. No le di mucha importancia, pensé que se iría con el tiempo pero igualmente fui al médico. Tras muchas pruebas, determinaron los médicos que las células de mi oído que se encargan de recoger el sonido y transmitirlo al cerebro, estaban en su mayoría dañadas. Todo esto debido a la larga exposición que tuve a mucho volumen.

Esto es lo que se conoce como acúfenos, y no tiene cura. Esto ya es aprender a convivir con el pitido constante en el oído, que siempre está ahí y es muy desagradable. Puedes hacer vida normal, no es algo que te vaya a incapacitar, pero no es fácil sobrellevarlo, y mucho menos al principio.

Con esto, lo que os quiero transmitir es que tenéis que cuidaros los oídos y que no cometáis el mismo error que yo. Es algo muy valioso que tenemos y no hay que echarlo a perder. Tened cuidado siempre que estéis en exposiciones altas de volumen, da igual del ámbito que sea. Que estés en un concierto, que seáis técnicos de sonido, que estéis de fiesta en una discoteca… e incluso cuando uséis auriculares para escuchar música. Da igual, tened cuidado y proteged vuestros oídos.

Cuáles son los mejores tapones para los oídos

El problema que tenían los tapones de gomaespuma que empecé a usar de joven es que aíslan muy bien los sonidos agudos pero no los graves. Así que aunque te los pongas, y la sensación es de que te protegen porque escuchas menos, realmente no es así. Los graves siguen llegando a tus oídos y pueden dañar igualmente, que es lo que me pasó a mí. De hecho, se escucha todo como una bola de graves cuando los usas.

Afortunadamente, en la actualidad se fabrican tapones de oídos profesionales y especializados en música que te atenúan todas las frecuencias por igual. Lo escuchas todo estupendamente pero a un volumen menor. Protegen súper bien y son muy eficientes. Estos son los que uso yo actualmente, y son los que siempre recomiendo. Cuestan en torno a 20€, y aunque a priori pueda parecer un precio muy elevado en comparación a los de gomaespuma, te van a ayudar a mantener y cuidar la audición mucho mejor que los otros. Un ejemplo son los tapones que fabrica la marca Hearprotek, son los que uso concretamente y son muy interesantes. Aunque hay también otras muchas marcas que también fabrican tapones similares a estos como la marca Alpine.

Tapón de gomaespuma
Tapones Hearprotek
Tapones Alpine

Espero que con esta historia personal, os haya concienciado un poco más de la vital importancia que tiene cuidarse los oídos. Es algo demasiado común que los descuidemos, y deberíamos dejarlo pasar. Nos vemos en la próxima y un saludo, ¡chao!

¿Quieres Aprender a tocar la Guitarra Eléctrica con clases que realmente enseñan?